«Haberse acostado un día sin una risa es un vacío»

Faro de Vigo 02.07.pdf