Nunca te fíes de un chico que no toma postre  (ÉzaroEdiciones  2011)

 

Malena, embarazadísima maquilladora de una productora de televisión, Lupe, periodista en la treintena a la que su pareja acaba de dejar y Delfín que siempre había sido un machito al uso hasta que Covadonga se cruza en su camino.

La búsqueda del fueron felices y comieron perdices P-A-R-A S-I-E-M-P-R-E, un secuestro aéreo, un parto, la prueba de que la amistad hombre mujer existe y no tiene porque acabar en la cama, la fábula del cazador, cazado… todo ello hilado con mil y una situaciones hilarantes pero no por ello menos creíbles, hacen de mi nueva novela un moderno vodevil en el que el sentido del humor y el universo femenino son los protagonistas. Una vez más: ¡cuidadito mundo, que han llegado mis chicas! (ups! Y mi chico, que Delfín se sube al carro

Malena, embarazadísima maquilladora de una productora de televisión, Lupe, periodista en la treintena a la que su pareja acaba de dejar y Delfín que siempre había sido un machito al uso hasta que Covadonga se cruza en su camino.

La búsqueda del fueron felices y comieron perdices P-A-R-A S-I-E-M-P-R-E, un secuestro aéreo, un parto, la prueba de que la amistad hombre mujer existe y no tiene porque acabar en la cama, la fábula del cazador, cazado… todo ello hilado con mil y una situaciones hilarantes pero no por ello menos creíbles, hacen de mi nueva novela un moderno vodevil en el que el sentido del humor y el universo femenino son los protagonistas. Una vez más: ¡cuidadito mundo, que han llegado mis chicas! (ups! Y mi chico, que Delfín se sube al carro… 🙂